viernes, 14 de marzo de 2008

Pide cita con una prostituta y le mandan a su hija


Pues sí. Así es. El hombre, un estresado empresario con ganas de juerga, al encontrarse lejos de la parienta, decidió darse un merecido homenaje tras una dura jornada de trabajo solicitando los servicios de una profesional del amor. Pero en vez de recibir la visita de una puta, la recibió de su hija. Bueno, de las dos.

Al mencionado individuo le dio un jamacuco, acabó en el hospital, se enteró de que su hija es prostituta, su hija se enteró de que él y su madre parece que tienen problemas de cama, no mojó y a saber si su santa esposa se habrá enterado de algo. Mirando el lado bueno, no tuvo que pagar, eso que se ahorró.

Menudo pájaro.

Mensaje para nuestros lectores: No os avergoncéis por comentar esto, que ya hemos activado lo de los comentarios anónimos ;)

1 comentario:

DRJ dijo...

Jajajajaja, que grande, no le veo mucha relación con las bibliotecas ni con el grupo REM, pero está cueriosa la noticia.

Mou y Dani os saludan :)
http://culturateca.blogspot.com